Galería

Foto Anterior

La Catedral de Palma, nueva emisión filatélica
La Seu, o lo que es lo mismo, la emblemática Catedral de Palma, será a partir del 10 de septiembre protagonista de una nueva emisión de sellos de Correos de la denominada serie "Catedrales". Esta joya arquitectónica de nuestra ciudad, con más de 100 metros de largo y una altura interior que supera los 40 metros, está dedicada a la asunción de Santa María. Enmarcada en un estilo gótico levantino, la catedral de Palma también es conocida como la catedral de la luz o del mar, y es sin duda alguna un referente en la bahía de Palma y en nuestra ciudad.

El sello tiene un valor facial de 2,90 € y contará con una tirada de 280.000 ejemplares. La emisión ha sido impresa por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre Real Casa de la Moneda, mediante el procedimiento de impresión offset, papel estucado, engomado y fosforescente. Las medidas son 40,9 x 28,88 mm, en formato horizontal y viene acompañado de la correspondiente hoja bloque de 79,2 x 105,6 mm, en formato vertical. En la hoja bloque se reproduce una parte de la fachada principal, con las torres y arbotantes, y en el sello una vista general del templo tomada desde la cabecera.

La hoja bloque, con su correspondiente sello, se puede adquirir desde el próximo día 10 de septiembre, en cualquiera de las más de 2.360 oficinas postales multiservicio de toda España (64 de ellas en Illes Balears), así como en otros puntos de venta de signos de franqueo.


ASÍ NACIÓ LA CATEDRAL DE PALMA:

La ciudad de Palma, actual capital de la isla de Mallorca, fue fundada por los romanos, que la bautizaron con el nombre de Palmaria. La isla a partir del siglo V, se ve envuelta en una oleada de distintas invasiones y dominaciones, hasta el desembarco de los árabes en el año 903. Los musulmanes contribuyeron a que Mallorca recuperase toda la prosperidad de la época romana y la incorporaron al califato de Córdoba. A partir de entonces, la ciudad de Palma comenzó a denominarse "Medina Mayurqa". Con la desmembración del califato de Córdoba, Mallorca pasa a depender de Dénia, si bien la anexión dura muy poco y pronto acaba por declararse independiente. A continuación se viven años de piratería e innumerables conflictos, en el transcurso de los cuales los árabes realizan periódicas incursiones a las costas catalanas. Ante tales hostigamientos, Ramón Berenguer III, Conde de Barcelona, decide atacar la isla, aunque finalmente no le queda otra opción que la de retirarse ante la llegada de una expedición almohade. Mientras tanto, entre bastidores, ya se estaba gestando la conquista definitiva de la isla. El detonante fue el saqueo y secuestro de dos barcos barceloneses. Ante las reiteradas protestas y reclamaciones del Rey Jaume I, que fueron ignoradas por el rey sarraceno, llevó al monarca catalán a jurar por Dios que no merecería el título de rey "si no el prenia per la barba", (si no lo cogía por la barba). Así pues, en diciembre de 1228, Jaume I convocó a las Cortes de Barcelona, ante las que expuso su proyecto de conquista. Los tres estamentos que las componían (clero, nobleza y burguesía), le otorgan su total apoyo.

El primer miércoles de septiembre de 1229, "Jaume I el Conquistador", al frente de un ejército de 16.500 hombres (1.500 caballeros y 15.000 peones), y una flota de 160 naves, zarpó de los puertos catalanes de Tarragona, Salou y Cambrils. Don Jaume se dirigía a la isla de Mallorca con una finalidad clara: su conquista. No cejaría en el empeño, movido por el deseo de acabar con la piratería y construir "un regne dins la mar"(un reino dentro del mar).

Cuentan las crónicas de aquella expedición, que en la noche del día siete, cuando ya divisaban tierras mallorquinas, se levantó un fuerte temporal. Un mar efervescente y enfurecido iba a echar a perder los planes de Don Jaume para la conquista de Mallorca. Entonces el rey se puso de rodillas, pidió al señor que fuera su compañero de armas en la reconquista de la isla. Y el rey pronunció su voto. Si ponía pie en la capital mallorquina, comenzaría en ese mismo año la construcción de un gran templo. Al día siguiente, al caer el sol, las naves divisaban sanas y salvas las costas de Mallorca. El rey puso su pie en el suelo de Palma. El 31 de diciembre del año 1229 entraba a caballo al frente de sus tropas victoriosas por la puerta árabe de Bad al Kofer. Por ello, justo después de la conquista, Jaume I inició la construcción de la Catedral, sobre los restos de la antigua mezquita de Medina Mayurqa. Don Jaume había cumplido su voto. Sin embargo, serían su hijo y generaciones posteriores quienes continuarían y completarían la obra.
Autor: juankar
Hits: 3115
Descargas: 0
Size: 600 x 794 / JPG
Filesize: 119,11 KB
( Votos: 1 )
Gravatar
Juankar
dgtip
Comentarios: 0
Gravatar

Security Image  Refresh Security Image

Galería Fotográfica

Homepage-Sicherheit

Páginas Amigas

   

   

  

Información Adicional

  • ParaisoBalear es una web dedicada a mostrar la belleza de nuestras islas y su cultura a lo largo de los años sin ánimo de lucro.
  • Si deseas participar en esta aventura, puedes enviarnos tus fotos o proponernos artículos. Puedes utilizar nuestro Formulario de Contacto.

Estadísticas Web

  • Categories : 230
  • Images : 3947
  • Comentarios : 118
  • Downloads : 6
  • Votes : 278
  • Hits : 8415364

Licencia - Copyright

Las Fotos expuestas en ParaisoBalear.com, pertenecen a sus respectivos autores, que al publicar sus imágenes aceptan que estén registradas bajo Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 2.5 España License, de Creative Commons License citando al autor y a www.paraisobalear.com



Asímismo, el contenido queda sujeto a las mismas condiciones de licencia, perteneciendo al administrador de ParaisoBalear.com.

ParaisoBalear.com, declina cualquier responsabilidad porque alguno de los usuarios de la web publiquen fotos que no sean de su propiedad intelectual. Si detecta cualquier anomalía al respecto o cualquier duda, puede ponerse en CONTACTO con nosotros y la foto será inmediatamente eliminada.

Utilizamos cookies en nuestro sitio web para personalizar contenido y publicidad, proporcionar funcionalidades a las redes sociales, o analizar nuestro tráfico. Haciendo click consientes el uso de esta tecnología en nuestra web. Puedes cambiar de opinión y personalizar tu consentimiento siempre que quieras volviendo a esta web o a través de nuestro formulario de contacto.

I accept cookies from this site.