Escorca, a 49 Km. de Palma, es un municipio perteneciente a la Mancomunitat Serra de Tramuntana. Limita con los términos municipales de Pollença, Campanet, Selva, Mancor de la Vall, Alaró, Bunyola, Sóller y Fornalutx. Pertenecen al término municipal de Escorca los núcleos poblacionales de LLuc, Sa Calobra, Cala Tuent, Es Guix y Son Massip. Escorca es un municipio muy singular, siendo uno de los más extensos de la Serra y de también de Mallorca, es así mismo, uno de los que poseen una densidad de población más baja (301 habitantes en 1997), repartidos en los núcleos de población anteriormente mencionados.

De estructura latifundista, en la que encontramos diversas “possessions” (fincas), que encuentran aquí su mejor expresión arquitectónica: Mossa, Turixant, Mosset, Mortitx, Son Colom, Binifaldó, Alcanella, Muntanya, etc. Otra de las singularidades es que este municipio carece de núcleo de población histórico, es decir, de núcleo urbano, y su centro administrativo se encuentra en la Plaça dels Peregrins, en el Santuari de Lluc. 

Estas tierras fueron ya habitadas por los primeros pobladores de Mallorca. Tierras que les ofrecían caza, productos del bosque, agua de las fuentes, y cuevas donde vivir. Entre los yacimientos arqueológicos destacan: “la cova de Menut”, “la cova de Son Torre”, “les Coves de sa Cometa des Morts”, “las habitaciones prehistóricas de Almallutx”, “la necrópolis d’es Torrent de Lluc”, “el conjunto prehistórico de sa Rota Paparrí” y el “talaiot de sa Casa des Moro”. Durante la dominación islámica, el término pertenecía al juz’ d’Al-yibâl (la montaña). Tras la conquista catalana y según el “Llibre del Repartiment de Mallorca” (1232), el término correspondió a la porción real, siendo sus principales beneficiarios, la Orden del Temple, a quienes fueron concedidas las tierras desde Pollença hasta Lluc, y el Infante Pere de Portugal. También fueron otorgadas tierras a Arnau Abrines, Raimon de Santmartí, Ferrer de Barcelona, Arnau de Sales, y Bernat de Rubí.
El topónimo del municipio es de origen desconocido, sin duda vinculado a la época pre-romana.

El relieve del municipio es muy accidentado, hallándose en él las cumbres más altas de Mallorca: Puig Major (1.447 m., cota máxima de Balears), Puig de Massanella (1.352 m.), Serra des Teixos (1.258 m.), Puig de ses Bassetes (1.216 m.), Es Tossals Verds (1.115 m.), Puig de ses Vinyes (1.105 m.) Puig Tomir (1.103 m.), Puig de l’Ofre (1.095 m.), Puig de sa Rateta (1.084 m.), Puig de n’Ali (1.035 m.) y Puig Roig (1.003 m.). 

Escorca se asienta sobre una zona calcárea, donde la acción del agua provoca frecuentes procesos de carstificación. Este proceso determina la evolución superficial y subterránea de formas retorcidas y caprichosas. La precipitación media anual es de 1200-1300 l/m.² siendo el mes más seco julio (13 l/m.²) y octubre el más lluvioso (145 l/m.²).
En este municipio se registran las temperaturas más bajas y las precipitaciones más abundantes de Mallorca. En invierno son frecuentes las nevadas, incluso en cotas no muya altas. Estas circunstancias propician la existencia de numerosas fuentes naturales (se contabilizan más de 60), y entre ellas destacan la fuente Major de Son Nebot o Binifaldó. En otras, como en Sa Font Coberta, el agua fresca sacia la sed de los peregrinos que caminan hasta LLuc por el Camí Vell para cumplir su promesa.
En las entrañas de esta impresionante cadena montañosa, se acumulan las lluvias en embalses, y sus aguas se vierten al mar a través de torrentes estacionales. La erosión causada por estos torrentes, ha excavado a lo largo de los siglos vertiginosos barrancos que surcan la superficie recortada del término, tales como el mítico Torrent de Pareis, Sa Fosca, Es Gorg Blau, LLuc, Mortitx, Es Gorg des Diners, S’Al.lot Mort, Es Guix, Torrent d’Almedrà y Comafreda.
En el interior de las formaciones rocosas, encontraremos también cuevas espectaculares, como la de Sa Campana (304 m. de profundidad), y la Cova de ses Bruixes, además de otras formas subterráneas: el Pozo de Es Amics (180 m.), y las simas de Femenia y de Escorca, que sobrepasan los 100 metros.

La costa del término es muy abrupta, y se extiende a lo largo de unos 30 Km. Encontraremos aquí algunos de los parajes más impresionantes de la isla. A tener en cuenta por las embarcaciones que la zona está expuesta a los vientos de Tramuntana, y que los únicos lugares para encontrar refugio se localizan en Cala Tuent y el pequeño puertecillo de Sa Calobra (39º 51' 4" N, 2º 48' 0" E).


FAUNA

El relieve escarpado y abrupto, junto con la inmensa vegetación y la riqueza de zonas húmedas, hace que muchas especies fijen aquí el lugar ideal para vivir y reproducirse, y encontremos, como en la flora, gran cantidad de endemismos. Estos abundan entre los invertebrados, especialmente entre los gasterópodos (caracoles), los coleópteros (escarabajos), los arácnidos y los crustáceos.
Entre los mamíferos el más grande y representativo es la cabra de montaña (Capra hircus), junto con otros de menor tamaño como la marta (Martes martes), la jineta (Genetta genetta), el erizo (Erinaceus algirus), la comadreja (Mustela nivalis), el conejo (Oryctolagus cuniculus) y la liebre (Lepus capensis). Colgado en cuevas de la Serra vive el murciélago (Rhinolophus hipposideros).
Entre los reptiles, podemos encontrar en embalses y torrentes a la culebra de agua (Natrix maura), y en los bosques, la culebra de garriga (Macroprotodon cucullatus).En zonas húmedas es fácil encontrar diversas especies de anfibios, como el sapo verde (Bufo viridis) y la rana común (Rana perezi), además del endemismo más emblemático de la Serra de Tramuntana; el ferreret o sapillo balear (Alytes muletensis). Este pequeño sapo mide tan solo 4 cm. y fue descubierto en 1980.
Entre las aves, destacamos sobremanera a el buitre negro (Aegypius monachus), el ave de presa más grande de Europa y que vive aún en la Serra. Conviven con el halcón de Eleonor (Falco eleonorae), el milano real (Milvus milvus), el águila pescadora (Pandion haliaetus), y el halcón peregrino (Falco peregrinus).Entre las rapaces nocturnas, principalmente el autillo (Otus scops) y la lechuza común (Tito alba).
Otras especies de aves que habitan la Sierra son la pardela balear (Puffinus mauritanicus), ave endémica de Balears que nidifica en las cuevas de los acantilados marinos. Entre los pequeños pájaros: el pinzón (Fringilla coelebs), el carbonero común (Parus major), la curruca cabecinegra, (Sylvia melanocephala), el piquituerto (Loxia curvirrostra), y la curruca sarda (Sylvia sarda balearica), otro endemismo de Balears.


           

 

FLORA Y VEGETACIÓN

Estamos sin duda en unos de los espacios naturales más valiosos de Mallorca, y donde crecen varias especies de plantas endémicas. En las zonas bajas de montaña, la vegetación corresponde a monte bajo y pinar (Pinus halepensis), olivo (Olea europea), lentisco (Pistacia Lentiscus), lletrera arbustiva (Euphorbia dendroides), palmito (Chamaerops humilis) y aladierno (Rhamnus alaternus).
Por el litoral rocoso de la Serra encontramos dos plantas adaptadas a la salinidad marina, son el hinojo marino (Crithmum maritimun) y la saladina (Limonium). En cumbres más elevadas, las encinas (Quercus ilex), pueblan buena parte del terreno, junto con el tejo (Taxus baccata) y el boj (Buxus balearica).
Entre las plantas: el labiérnago (Phillyrea latifolia), el durillo (Viburnum timus), el mirto (Myrtus communis), el enebro (Juniperus oxycedrus,) el brezo (Erica arborea), el madroño (Arbutus unedo), la argelaga (Calicotome spinosa) y la madreselva (Lonicera implexa).
Por encima de las zonas de encinar, encontramos carrizo (Ampelodesma mauritanica), estepa blanera (Phlomis italica), rosal silvestre (Rosa sempervirens), manzanilla (Santolina chamaecyparissus) y el cojinete de monja (Astralagus balearicus).
Cerca de los torrentes crecen juncos (Juncus), espino (Crataegus monogyna) y la pimentera (Vitex agnus-castus). Entre peñascos y un mínimo de tierra crecen diversas especies de plantas, como la col borda (Brassica balearica), la didalera (Digitalis dubia) y la violeta de penyal (Hippocrepis balearica).
Muchas de estas especies son endémicas.


SA CALOBRA

Llegamos a Sa Calobra desde Sóller, tomando la carretera C-710 hacia el norte, después de pasar los embalses de Cúber y Es Gorg Blau, una bifurcación nos conduce hasta la costa. Antiguamente, solo se podía llegar a esta cala en barco.

Entre los años 1.928 -1.935, y bajo un proyecto del arquitecto Antonio Parietti Coll, se construye una carretera temible por su sinuosidad y con curvas que requieren una muy atenta conducción, ya que es posible que nos encontremos a numerosos y valientes ciclistas.

La carretera es un primor de la ingeniería de la época, con curvas trazadas casi con sentido artístico, entre laderas erosionadas, desnudas de vegetación, áridas, con pendientes que nos quitarán el hipo, y bajo un cielo de intenso azul celeste.
El paisaje es excepcional, impresionante y conserva aún la integridad y silencio de hace siglos.

Si usted es un turista que visita nuestra isla, no puede irse de aquí sin visitar este lugar. La cala es profunda, de cantos rodados, encorsetada entre la Punta de Ses Felles (izq.) y el Morro de Sa Vaca (der.), y donde crecen pinos retorcidos.

En el centro de la cala se levanta la Torre de Sa Calobra (fechada en 1.596). Un camino tallado en la roca nos llevará en poco tiempo a la desembocadura del Torrent de Pareis (Torrente de los gemelos). Cada mes de julio y desde 1964, se celebra, a iniciativa del pintor catalán Josep Coll Bardolet, un concierto al aire libre en la desembocadura del torrente, de gran interés y muy concurrido. 



CALA TUENT

Otra pequeña cala de imprescindible visita, a la que se llega por un desvío a la derecha poco antes de llegar a Sa Calobra. Una de las más paradisíacas de la isla pese a su parcial urbanización. En Cala Tuent, los olivos casi rozan el mar con sus ramas. Playa rústica de grava y cantos rodados, de 130 metros de longitud por 50 de ancho. Presenta una afluencia baja de bañistas.
De oleaje moderado, carece de servicios e instalaciones de playa. Espectaculares amaneceres. En esta cala finaliza la clásica excursión senderista de Sa Costera. Sobre el promontorio que cierra la cala queda una torre de defensa del siglo XVII. Los “tuentenses” disponían de una pequeña iglesia, el oratorio de San Lorenzo, que compartían junto a los “calobrinos”. El edificio actual es de los siglos XVI – XVII, aunque el templo antiguo ya se cita en 1274.


IGLESIA DE SANT PERE

La ermita de Sant Pere de Escorca (C710, a unos 9 Km. de Lluc), es posiblemente la primera iglesia rural establecida en Mallorca. D. Ramón Torrella, Obispo de Mallorca, adquirió la alquería de Escorca en 1.239, con el propósito de construir un templo en el que los fieles pudieran cumplir con sus deberes religiosos. Cinco años después la iglesia ya tenía rector. La iglesia de Sant Pere, ya es citada en la bula de Inocencio IV de 1.248. Durante más de 200 años, y a pesar de su aislamiento, actuó como parroquia del término, hasta la creación de una capilla dedicada a Santa María de Lluc, quedando esta última convertida en iglesia Colegiata en 1.456, y absorbiendo a la parroquia de Sant Pere.
Con la perdida de importancia, el conjunto arquitectónico sufrió un gran deterioro. La pequeña iglesia fue restaurada por la familia Marquès-Le-Senne en 1943, bajo la dirección del arquitecto Gabriel Alomar. Pese a su cuidada reconstrucción, Sant Pere da una inusual imagen románica de la isla. Construida con piedra y argamasa, de planta rectangular, con cubierta de madera a doble vertiente y sostenida por un arco ojival. La entrada está ubicada en el lateral derecho, a través de un portal con arco de medio punto dovelado.
La fachada presenta una pequeña ventana, y en ella destaca la espadaña de forma triangular, donde se emplaza la campana. En interior es rústico y austero, con dos bancos de piedra. En la actualidad la iglesia de Sant Pere se encuentra en propiedad privada, y está vedada al público por los propietarios. Se abre al culto cada 29 de junio. 


POBLADO TALAYÓTICO DE ALMALLUTX

Muy cerca de la “possessió” de Almallutx, en el embalse del Gorb Blau, se encuentra este yacimiento de época talayótica. Ocupa aproximadamente una superficie de 2.000 metros cuadrados, y se han descubierto restos de no menos de once edificaciones. Probablemente fue fundado en el siglo VII a.C. El yacimiento consta de tres santuarios. Si circulamos por la carretera de Lluc en dirección a Sóller, encontraremos poco después de atravesar el túnel del Gorb Blau, una columna de casi 4 metros de altura, rematada por una piedra en horizontal, al estilo de las “taules” menorquinas, con las que podrían estar relacionadas según algunos arqueólogos.
La piedra fue trasladada a este lugar cuando fue proyectado el embalse, quedando su correspondiente santuario anegado por las aguas del pantano. Al otro lado del embalse podemos ver los restos de este yacimiento, otros dos santuarios en un muy mal estado de conservación, y en los que se alzan dos nuevas columnas. En esta zona fueron encontrados restos de animales troceados y dos enterramientos que podrían corresponder a sacrificios humanos.
El poblado de Almallutx guarda aun muchas incógnitas, ya que es difícil entender como las gentes de aquellos tiempos eligieron un sitio tan sobrecogedor, inhóspito y de difícil supervivencia para su asentamiento. Quizá pudo tratarse de un poblado marginal, o posiblemente se tratara de uno de los enclaves religiosos de la isla de la última época talayótica en la isla. 


URBANIZACIONES DE SON MASSIP Y ES GUIX 

Estas dos pequeñas urbanizaciones, no debemos confundirlas con el de las posesiones homónimas. De las más antiguas de la isla. Son Massip, compuesta apenas por una decena de casas, la más alejada de Lluc, y en la que se respira una tranquilidad impresionante, un silencio absoluto, aquí solo se oyen los pájaros. Es Guix, un poco más cercana a LLuc, toma el nombre de la finca d’Es Guix, donde antiguamente se extraía “guix” (yeso).
Este pequeño “llogaret” ha sufrido inquietantes intentos de urbanización en los últimos tiempos, afortunadamente y de momento abortados. Señores políticos, ¿saben ustedes que significa el término Lluc? En PARAISOBALEAR se lo recordamos. Significa bosque sagrado. Por favor, déjenlo como está. 


EMBALSES DE GORB BLAU Y CÚBER

Desde Sóller a Lluc, siguiendo la carretera, atravesamos un túnel, para llegar poco después a la zona de los embalses. Es aquí, donde se registra la pluviosidad más alta de la isla, a causa de la barrera montañosa que detiene las masas de nubes procedentes del norte, cargadas de humedad. Para aprovechar los recursos hídricos de la Serra y dedicarlos a uso domestico, fueron creados los embalses artificiales del Gorb Blau, entre 1969 y 1970, y el de Cúber, entre 1970 y 1971. Estos embalses ocupan los valles de Almallutx y de Cúber, valles dedicados antiguamente a la trashumancia.

Podríamos decir que estos embalses funcionan en sistema “cascada”. Es decir, las aguas del Gorb Blau (pozo o hoya azul) pasan al de Cúber, que se encuentra un poco más elevado, impulsadas por una bomba de agua a través de una tubería primero, y aprovechando el desnivel natural de la montaña después. Desde aquí pasan a LLoseta, y finalmente estas aguas, abastecen en parte al municipio de Palma.

Un cartel a la orilla del Gorb Blau, nos informa que con su construcción, se sumergieron en sus aguas restos de un asentamiento prehistórico. Hoy día, al borde del embalse, podemos contemplar una columna talayótica que se alza cual silencioso centinela. Gorb Blau y Cúber, poseen zonas de uso público que permiten disfrutar del excepcional paisaje de la Serra de Tramuntana.

En ambos embalses, se producen periódicamente repoblaciones piscícolas de carpas y truchas que, además de permitir su pesca, favorecen la presencia de aves tan emblemáticas como el cormorán y el águila pescadora. Para practicar la pesca en estos embalses, es preciso disponer de una autorización de SECONA. Las rutas a pie por esta zona son una verdadera delicia.


SANTUARI DE LLUC

Enclavado en un valle en plena Serra de Tramuntana, a 900 metros de altitud y rodeado de parajes naturales de gran belleza, entre algunas de las cumbres más altas de Balears, con rocas de lapiaz cuarteadas de forma fantasmagórica y entre espesos bosques, se encuentra el Santuari de Lluc, centro de la espiritualidad religiosa, y lugar de peregrinaje para los habitantes de Mallorca desde el siglo XIII.

Cuenta la leyenda, que poco después de la Reconquista del Rey Jaume I, un pastorcillo moro recién convertido a la fe cristiana y llamado Lluc (Lucas), descubrió la estatua de una virgen morena en la grieta de una roca.
Preso de una gran excitación, el joven pastorcillo llevó la figura al párroco de la iglesia de Sant Pere de Escorca, pero milagrosamente, por tres veces regresó a la cueva, lo que fue interpretado por los aldeanos como un mensaje divino. Y fue allí mismo, donde hoy se alza el monasterio, donde se construyó una capilla para albergarla. Esta historia acontecía en torno a 1239.

Los primeros documentos históricos en los que consta una capilla dedicada a la Mare de Déu de Lluc, regida por el párroco de Escorca, datan de 1246, dando la condición de peregrinos a todos aquellos que acudían para cumplir su penitencia. Con el paso de los años el fervor se fue extendiendo, y se producen las primeras donaciones testamentarias de terrenos colindantes y casas a favor de la Santa Imagen.
En 1456 la parroquia de Escorca se traslada definitivamente a Lluc, y en ese mismo año, el Papa Calixto III, le otorga la categoría de Colegiata. Sus primeros estatutos datan de 1526, redactados cuando Gabriel Vaquer fue el prior. En 1531, el Papa Clemente VII aprobó el reglamento del colegio y Comunidad Eclesiástica, erigiéndose oficialmente la escolanía de los “Blauets de Lluc”. En 1586 se construye la actual hospedería. 

La primera capilla debió ser un edificio humilde, próximo a la alquería de Lluc, y como ya dijimos anteriormente, el santuario fue creciendo a base de donaciones. Entre 1622 y 1684 se construye la actual basílica, con proyecto de Jaume Blanquer, y antes de que finalice el siglo XVII, el santuario ve incrementado su patrimonio con las donaciones de las vecinas fincas de Binifaldó y Manut.
En 1707, Carlos III de Austria concedió a la iglesia el titulo de capilla real. En 1891, se confió la cura pastoral y la administración del santuario a la congregación mallorquina de los Misioneros de los Sagrados Corazones. En 1962, el Papa Juan XXIII declaró la Capilla Real de Lluc, basílica Menor. El conjunto del monasterio produce una gran sensación de monumentalidad, si bien es verdad que ha ido perdiendo su carácter medieval a base de restauraciones y ampliaciones. 

La entrada al monasterio se realiza a través de la Plaça dels Peregrins, centro administrativo del municipio, con hermosos jardines y donde encontraremos diversas plantas endémicas de la flora mallorquina. Nos da la bienvenida una antigua cruz de piedra (cruz de Ca S’Amitger), cruz que data del año 1400, y que es la única que queda de los siete gozos que marcaban el viejo camino de Lluc.
En un pintoresco corredor con soportales (los Porxets), se celebra diariamente un mercadillo de artesanía popular, con una muestra bastante completa de productos naturales y artesanos de la sierra mallorquina, “recuerdos de Lluc”, con imágenes de la virgen, y hasta discos de los famosos “Blauets”. “Els Porxets”, nombre con que se conoce a la antigua hospedería, daban cobijo a los peregrinos, con las habitaciones en la primera planta y los establos en la planta baja. Un viejo brollador (surtidor) renacentista que data del siglo XVI, era utilizado como abrevadero.
Estas instalaciones fueron declaradas Monumento Histórico-Artístico. Desde la Plaça del Lledoner, parte el Camí dels Misteris, construido entre 1909-1913. Un sendero ancho y serpenteante, ruta de peregrinaje que conduce hasta la ladera de la montaña, a espaldas del complejo y hasta llegar a una cruz, donde supuestamente se encontró la imagen de la Virgen, el Pujol de la Trobada. El Camí dels Misteris es obra de Joan Rubí y Guillem Reynés, bajo asesoramiento de Antoni Gaudí, y consiste este en cinco monumentos pétreos con tres relieves cada uno rematados en bronce, obra del escultor catalán Josep Llimona, y que representan los misterios del Rosario. Desde la cumbre del Pujol de la Trobada, las vistas son espectaculares, el idílico valle de la Albarca, huertos y las montañas cubiertas de pinos. 

ALOJAMIENTO: la hospedería del monasterio cuenta con ciento veintinueve celdas de dos plazas, cuatro, seis, etc., a precios bastante asequibles. Eso sí, parejas de distinto sexo tendrán que acreditar que están casadas para dormir en la misma habitación. Las celdas tienen baño y cocina, son austeras, sencillas, pero limpias y agradables. A las 23 h. se cierran las puertas. 

TRANSPORTE: varios autocares diarios desde Palma, con transbordo en Inca, y uno directo los sábados. También desde Can Picafort – Alcúdia – Pollença, en temporada alta. Tenemos otra opción, en ir en tren hasta Inca y coger luego un autocar hasta el monasterio. 

LA IGLESIA: elegante, de estilo barroco – renacentista, encerrada por sobrios edificios residenciales. La fachada principal da a un patio interior, la plaza del Bisbe Pere Joan Campins, con una estatua de bronce, en homenaje al religioso. Impulsor del monasterio en la década de 1900, encargó a Gaudí la remodelación de la basílica.
El portal de la fachada con una hornacina que contiene una imagen de la Mare de Déu, y más arriba, se alza el rosetón. En la actualidad la iglesia es de planta de cruz latina con tres capillas laterales. Con cubierta de bóveda de medio punto, excepto el coro, y las capillas tienen bóveda de crucería. “La Moreneta”, como así llaman cariñosamente los mallorquines a la virgen, se erige en una hornacina de la capilla real, construida entre 1707-1724, detrás del altar Mayor.
El retablo Mayor, de 1629, es obra del maestro Blanquer. En el coro del camarín se puede contemplar un impresionante órgano de madera policromada, fechado en 1693. Los adornos dorados se encuentran por doquier, las columnas son de jaspe color granate, los candelabros, de cristal, iluminan el recinto.
Un enrejado gaudiniano destaca en la pequeña capilla del Santísimo, y la cúpula, decorada con las pinturas de los doce apóstoles. 

LA IMAGEN: ubicada en una hornacina de la capilla Real. La Señora de las Montañas, la Mare de Déu de Lluc, una diminuta virgen de 62 cm, de piel oscura, nuestra “Moreneta”, la Patrona de Mallorca. No se ponen de acuerdo los investigadores sobre si es esta la imagen original o no, algunos la consideran como la imagen primitiva (siglo XIII), en cambio otros la sitúan en el siglo XIV.
Lo que si es un hecho, es que la imagen ya aparece inventariada en 1420, y que a lo largo de la historia sufrió varias mutilaciones. En 1884, y en presencia de 12.000 personas, la imagen se coronó pontificalmente. Para la ocasión se procedió a su restauración, bajo la dirección de Bartomeu Ferrà. Al quitarle los vestidos que llevaba desde hacía siglos, se comprobó que a la virgen le faltaba el brazo derecho, y al niño, los dos.
Se añadió a la virgen el brazo señalando al niño, y a este ambos, portando un libro entre las manos con las letras griegas de Alpha y Omega. La virgen viste una tunica holgada, decorada con flores de lirio. La melena destrenzada, y enmarcándole el rostro dos grandes bucles. En la actualidad, la imagen de la Moreneta y el niño Jesús poseen una corona incrustada de piedras preciosas. 

MUSEU DE LLUC: fue inaugurado en 1954, y puede decirse, que en su primera etapa fue un museo bastante modesto. A partir de 1971, la familia Mulet trasladó desde Palma su excepcional colección etnológica, expuesta aquí hoy día, alcanzando con ello un gran renombre y prestigio. Entre los fondos del museo destacan: los objetos hallados en los recintos prehistóricos de la isla, cerámicas, cálices, monedas, una custodia gótica de plata dorada del siglo XV, un plato hebreo de 1616, varias estatuas de alabastro que representan a la virgen, una rica cartografía balear de los siglos XVII y XVIII, diversas pinturas de Antoni Ribas (Palma, 1845-1911), una muestra de indumentaria balear junto a los típicos instrumento musicales, etc.
El fondo del museo se complementa con el legado del pintor Josep Coll Bardolet (Campdevanol, 1912 - Valldemossa, 2007), con paisajes de Deià, Valldemossa y Fornalutx. 

“ELS BLAUETS”: es el coro infantil de la Escolanía de Lluc. Recibe este nombre (diminutivo de blau – azul o azulito) por el color de sus hábitos. Residen en el recinto escolástico, a espaldas de la iglesia. En 1531, y coincidiendo con la emisión de la bula papal Pastoralis Officci de Clemente VII, es fundada la escolanía de los Blauets de Lluc, para que los jóvenes cantores pudieran oficiar a diario sus cantos a la Mare de Déu. Cada mañana, a las 11:15 y a las 19:30 h. puede escucharse su voz casi desde cualquier punto del monasterio. En la noche del 24 de diciembre, entonan de forma magistral el emocionante y antiquísimo Canto de la Sibil•la. Tras casi cinco siglos de voces masculinas, las niñas también podrán cantar en la coral de la escolanía, convirtiéndose en la primera del territorio nacional en contemplar esta posibilidad.

CA S’AMITGER: edificio rústico muy bien restaurado, es la posesión más cercana a Lluc, propiedad del monasterio, y en ella se encuentra el Centro de Interpretación del medio natural y humano de la Serra. Aquí se realizan conferencias y exposiciones permanentes con paneles explicativos sobre especies naturales en peligro de extinción, como el sapillo balear o el buitre negro.


SENDERISMO

Lluc, es punto de partida para recorrer a pie las mejores excursiones que transcurren en la Serra de Tramuntana y en la isla de Mallorca. Sería harto complicado extenderse demasiado ante las posibilidades que se abren para practicar montañismo en el municipio de Escorca. Hay libros en el mercado con mapas y orientaciones suficientes que nos ayudaran a elegir alguna de esas rutas, pero siempre con responsabilidad.
En primer lugar debemos estar seguros de poder afrontarlas con garantías y tener un mínimo de preparación, pues adentrarse en los vericuetos de la Serra, puede llegar a ser bastante complicado. A tener en cuenta que algunos caminos pasan por propiedades privadas, y su acceso depende de la decisión de sus propietarios, en cualquier caso, debemos seguir siempre el camino acotado y mantener una actitud respetuosa con la propiedad, y el entorno natural y cultural. 


TORRENT DE PAREIS: sin duda alguna, una de las excursiones míticas de Mallorca. Formado por la confluencia a s’Entreforc de los torrentes del Gorb Blau y de Lluc, el Torrent de Pareis desemboca en la Calobra. Tiene una cuenca hidrografica de 43 Km.2. El cauce transcurre entre un profundo y sobrecogedor estrecho de rocas calizas, con una altura de hasta 200 m. y 30 de anchura, con algunas partes que nunca ven la luz del día.

Es una excursión no practicable en invierno, ya que con las lluvias el lecho del torrente queda anegado de agua, y solo apto para personas conocedoras del terreno, o con guía. Esta espectacular excursión, tiene su inicio en el punto kilométrico 25,200 de la carretera Pollença – Andratx, junto al restaurante de Escorca 

MASSANELLA: el Puig de Massanella (1352 m.), es el pico accesible más alto de la isla para excursionistas, ya que el Puig Major (1445 m.), está ocupado por una estación militar y de control aéreo. La ruta tiene su inicio en el Coll de la Batalla, o lo que es lo mismo, en la carretera de Lluc hacia Caimari. El propietario del terreno cobra unos 3 euros de peaje por entrar en las frías tierras de Comafreda. El camino está marcado con flechas y pilones informativos, y a lo largo de el encontraremos huellas del pasado carbonero y algunas “casas de neu”. La cima del Puig de Massanella ofrece una vista sobrecogedora en los días claros, de buena parte de la isla, Menorca inclusive.
El entorno es rico en especies endémicas de flora, como la “maçanella” (manzanilla bastarda), especie que precisamente da nombre a este coloso de la Serra. La excursión adquiere un encanto especial con la montaña nevada. A tener en cuenta que aquí el viento sopla con fuerza, y que en verano, este tipo de marchas puede llegar a ser de extremada dureza por el excesivo calor. 

VUELTA AL PUIG ROIG: muy cerca de Lluc, emerge el imponente macizo del Puig Roig (1003 m.). El punto de partida de esta excursión, reservada exclusivamente para los domingos, ya que el resto de la semana está restringido el acceso a Mossa, tiene lugar desde en mismo monasterio de Lluc, en dirección a la carretera a Pollença (C-710).
En el punto kilométrico 15,3, una barrera de madera da acceso a la “possessió” de Mossa y un cartel al lado del camino indica las normas a seguir dentro de la finca. No está permitida la entrada a ciclistas ni a perros, también está prohibido hacer ruido y salirse del camino.
Entre olivares y rebaños de cabras y ovejas, llegaremos a las casas de Mossa, desde nos encaramaremos hasta el “Coll dels ases”, en alusión a los asnos que pastaban en la zona en otras épocas. Pasaremos por el antiguo Cuartel de los Carabineros, antiguo puesto de control de contrabando y las casas de Es Cosconar, pintorescas casas trogloditas encajadas en el roquedal, y que ya aparece documentada como alquería en el “Llibre del Repartiment” (1232).
Desde Es Cosconar se baja hasta Aubarca, y el camino sigue avanzando hacia LLuc. Con un poco de suerte, podremos observar el majestuoso vuelo del buitre negro (voltor negre). La duración de la excursión oscila alrededor de 5 horas, a tener en cuenta que no hay agua en el itinerario. 

AL TOMIR: la ruta a el Puig Tomir (1103 m.) parte de la finca pública de Menut, situada entre los Km. 17 y 18 de la carretera Pollença-Andratx (C-710). De las casas de Menut, se tienen noticias desde el año 1300. Sin abandonar el camino asfaltado, y entre chopos y encinas centenarias, llegaremos a las casas de Binifaldó, después de unos 30 minutos de marcha.
Tras una suave ascensión no situaremos en el Coll des Pedregaret. A partir de aquí, los caminos de cabra abren la ruta, siendo en alguna ocasión necesario, utilizar un cable instalado en la roca para salvar un canal rocoso. Llegados a este extremo, la ascensión es menos empinada. Al llegar a la cima, en la que se conserva alguna “casa de neu”, y casi desnuda de vegetación, podremos disfrutar unas magnificas vistas sobre la región de Lluc y las bahías de Alcúdia y Pollença y el Cabo de Formentor.
Excursión difícil, de unas 5 horas de duración, que requiere una buena preparación física. Evitar el itinerario en días nublados y excesivamente calurosos. Llevar agua suficiente y pantalón largo (aunque sea verano), para evitar las rozaduras del “càrritx”. 

Estas son a modo de ejemplo algunas de las excursiones que nos ofrece el municipio, aunque hay muchas más. ParaisoBalear, no se responsabiliza de ningún hecho, incidente, accidente o circunstancia que pueda derivarse de la utilización de la información aquí expuesta. 

Para acabar este apartado, y como hecho curioso, cabe destacar una curiosa marcha que empezó en el verano de 1974, y que tiene como final la montaña sagrada de Lluc: Sa Marxa des Güell a Lluc a Peu. Aventura que empezó como promesa, y que hoy día es un hecho social deportivo sin precedentes, llegando en 1990 a inscribir a 35.000 marxaires. 

Si quieres saber más sobre la Marxa d'Es Güell a Lluc a Peu, pulsa el siguiente enlace: VIVENCIAS DE UN MARXAIRE


ECONOMÍA

Casi un cuarenta por ciento del total del término es improductivo, y poco más de la mitad del mismo está ocupado por bosque, especialmente pinar y encinar. La actividad agraria se centra básicamente en los olivos, pastos y cereales, árboles frutales y a explotaciones forestales. Las unidades ganaderas censadas en 1999 eran 898: 20 de bovino, 718 de ovino, 63 de caprino, 47 de porcino, 36 de equino y 13 de ave.
Casi el 82 por ciento de la población activa trabaja en el sector servicios. En el sector de industria, cabe destacar las plantas embotelladoras de agua mineral, de las más prestigiosas de la isla. 


GASTRONOMÍA 

En los restaurantes del término se conserva una gran tradición en cocina mallorquina. Son muy consumidos los arroces, especialmente el “arrós de matances” y el “arrós amb peix”. Las carnes a la brasa son también muy recomendables, como la liebre con all i oli y el cabrito al horno. Entre los postres, el plátano con almendras es tradicional, y sobre todo la sobrassada con miel, a la que ya el Arxiduc hacia referencia en su obra “Die Balearen” (miel de Mortitx). 

En el refectorio de los “blavets”, era típica la ensalada de col blanca, las “sopes escaldades” y los huevos fritos con sobrassada. Un plato exquisito según Josep Pla, eran las habas tiernas, elaboradas con carne, butifarra y sobrassada, y ya muy difícil de encontrar, dado el escaso beneficio que reporta a los restaurantes. 


FIESTAS, FERIAS Y MERCADOS

El patrón del municipio es Sant Pere (29 de junio), aunque tiene más trascendencia la celebración de la Diada de la Mare de Déu de Lluc, que se organiza el domingo más próximo al 12 de septiembre, coincidiendo esta con la subida a Lluc a pie de la Part Forana.
El 10 de agosto se conmemora en Tuent a San Lorenzo y es la fiesta patronal de Sa Calobra. El 10 de agosto, fiesta de la Coronación en LLuc. En julio, concierto coral en el Torrent de Pareis.
El primer sábado de agosto, la “Marxa de Güell a LLuc a Peu”. Oficios de Nochebuena y Canto de la Sibil•la en el Monasteri de Lluc. Mercadillo de artesanía popular, cada día (meses de verano), en los Porxets del Monasteri. 


Situación Geográfica



Extensión: 139,39 km² 
Población: 293 habitantes en 2005
Gentilicio: escorquer/a lluquer/a
Ayuntamiento: Plaza Peregrins, 9 - Teléfono: 971-517005
Juzgado de Paz: Plaza Peregrins, 9 - Teléfono: 971-517005
Policía Local: Plaza Peregrins, 9 - Teléfono: 971-517005
Correos: Plaza Peregrins, 9 - Teléfono: 971-517005
Dispensario: Plaza Peregrins, 15 - Teléfono: 971-517053
Santuari de Lluc: Plaza Peregrins, s/n – Teléfono: 971 – 871525
Código Postal: 07315


Si quieres saber más sobre Escorca, puedes visitar estas secciones de ParaisoBalear:

GALERÍA DE FOTOS CON HISTORIA

GALERÍA DE FOTOS ACTUALES

MARXA DÈS GÚELL A LLUC A PEU

VIVENCIAS DE UN MARXAIRE

SA CALOBRA

TORRENT DE PAREIS

Galería Fotográfica

Homepage-Sicherheit

Páginas Amigas

   

   

  

Información Adicional

  • ParaisoBalear es una web dedicada a mostrar la belleza de nuestras islas y su cultura a lo largo de los años sin ánimo de lucro.
  • Si deseas participar en esta aventura, puedes enviarnos tus fotos o proponernos artículos. Puedes utilizar nuestro Formulario de Contacto.

Estadísticas Web

  • Categories : 230
  • Imágenes : 3947
  • Comentarios : 118
  • Downloads : 6
  • Votes : 279
  • Hits : 8441603

Licencia - Copyright

Las Fotos expuestas en ParaisoBalear.com, pertenecen a sus respectivos autores, que al publicar sus imágenes aceptan que estén registradas bajo Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 2.5 España License, de Creative Commons License citando al autor y a www.paraisobalear.com



Asímismo, el contenido queda sujeto a las mismas condiciones de licencia, perteneciendo al administrador de ParaisoBalear.com.

ParaisoBalear.com, declina cualquier responsabilidad porque alguno de los usuarios de la web publiquen fotos que no sean de su propiedad intelectual. Si detecta cualquier anomalía al respecto o cualquier duda, puede ponerse en CONTACTO con nosotros y la foto será inmediatamente eliminada.

Utilizamos cookies en nuestro sitio web para personalizar contenido y publicidad, proporcionar funcionalidades a las redes sociales, o analizar nuestro tráfico. Haciendo click consientes el uso de esta tecnología en nuestra web. Puedes cambiar de opinión y personalizar tu consentimiento siempre que quieras volviendo a esta web o a través de nuestro formulario de contacto.

I accept cookies from this site.